Institucional



Historia

Un noviembre de 1985, la Ciudad de Mendoza veía nacer su primer Sistema de Atención Médica Prehospitalaria e incorporaba el concepto de EMERGENCIA Y URGENCIA que permitiría ofrecer respuesta médica inmediata, de manera segura y eficiente, basada en fuertes principios éticos y alta vocación de servicio.

En aquellos días resultaba inusual contar con la posibilidad de ser asistido en tiempo y forma ante situaciones graves o decisivas que ponían en riesgo la vida de una persona. Sin embargo, ECI demostró que salvar vidas humanas en minutos no era un lujo de grandes ciudades, sino una realidad concreta de nuestro medio.

A fines de la década del 80, los móviles de ECI surcaban las calles de Mendoza como verdaderas unidades de terapia intensiva móvil, contando con profesionales idóneos y equipamiento apropiado para el auxilio de pacientes en forma rápida y en el lugar donde se suscitaba la emergencia médica.

Estos vehículos habían trascendido lo conocido hasta ese momento: las ambulancias, que solo trasladaban con premura a víctimas desde el sitio de la emergencia hasta el lugar donde se le proveía la atención médica. No es exagerado afirmar entonces, que hubo un antes y un después de ECI.

El alto reconocimiento público, derivó posteriormente en una ampliación del servicio hacia la atención de todo tipo de emergencias y urgencias médicas.
Los preceptos y valores que se forjaron en esa época marcaron las conductas que rigen la actual modalidad de trabajo, logrando aún hoy ser un modelo en la atención de emergencias médicas prehospitalarias a nivel local y nacional.

 


El equipo humano altamente calificado de médicos, enfermeros, choferes, despachadores y todo el staff administrativo y comercial de ECI, junto a una permanente inversión en tecnología de última generación y calidad en la prestación del servicio, es lo que permite a esta institución ser el líder indiscutido en su campo de actuación.